EFICIENCIA ENERGÉTICA

Para conseguir una vivienda de alta eficiencia energética, ésta debe partir de un buen diseño eficiente y bioclimático.

 

En él se analizan diferentes conceptos y su influencia en la edificación:

 

- Climatología del entorno y características propias del solar.

- Fachadas, orientaciones, huecos,...

- Simulaciones de soleamiento y dimensionamiento solar pasivo.

- Estudios de puentes térmicos y transmisiones indirectas.

- Estudios de ventilación intercambiador de calor.

- Análisis de aislamientos y envolventes.

- Análisis de filtraciones.

- Tipología de energía de consumo.

 

Como consecuencia conseguimos que nuestras viviendas sean edificios de bajo consumo energético y aseguren el confort y bienestar de las personas que lo habitan.

Orientación estratégica

La orientación de la vivienda tiene una relación directa con el confort ambiental, luminoso y el ahorro energético de la misma.A la hora de proyectar la construcción de una nueva casa es necesario tener en cuenta las características climáticas del lugar donde se ejecuta la vivienda, además de los vientos predominantes, accidentes naturales (montes, ríos,...) y artificiales (edificios,...). La correcta orientación de la vivienda puede suponer hasta un 70% en el ahorro de energía.

Diseño eficiente

Habia busca en sus casas la forma y diseño óptimos. El comportamiento térmico y acústico de la vivienda se ven afectados en gran parte por el diseño de la vivienda, por ello, es recomendable optar por diseños sencillos y compactos.

El diseño más eficiente es aquel que permite reducir al máximo la demanda energética del edificio, para ello, se estudian y establecen la orientación adecuada de la misma,  la superficie de la envolvente, la cantidad de huecos de fachada según orientación, etc. siempre intentando adecuar el diseño según las características climáticas de la zona. Así mismo, la  geometría o forma exterior de la vivienda deberá estar relacionada con la ubicación geográfica de la misma.

 

 

Aislamiento óptimo

El aislamiento térmico de una vivienda es la capacidad que ésta tiene para retener el calor (en invierno) o el frío (en verano), que básicamente generamos mediante sistemas de calefacción y/o refrigeración.

Las casas Habia gozan de una envolvente perfectamente aislada y se dotan de ventanas con vidrios de baja emisividad y alta eficicencia energética. Se presta una especial atención al aislamiento de nuestras viviendas,  a fin de conseguir una óptima estanqueidad de la vivienda, evitando puentes térmicos.

En definitiva, las fachadas pueden ser algo más que una tarjeta de presentación de nuestra casa, puesto que con el aislamiento adecuado, pueden suponer un gran ahorro de energía.

Ventilación controlada

El código técnico de la Edificación, exige según su documento básico HS3 de calidad de aire interior, que las viviendas dispongan de medios para garantizar una ventilación adecuada, aportando un caudal de aire exterior y garantizando la extracción del aire contaminado.

Habia estudia los caudales de aire a fin de tener un control sobre ellos garantizando la salubridad, confort e higiene de las personas que habitan la vivienda, evitando la acumulación de humedad y su consecuente deterioro del edificio, y optimizando el ahorro energetico de la vivienda.

 

Materiales sostenibles

Los materiales sostenibles son aquellos que, cumpliendo las mismas funciones técnicas y garantizando la seguridad, consumen menos recursos no renovables o producen un menor impacto amiental.

En Habia damos prioridad a la utilización de materiales de bajo coste energético, procurando que tengan características naturales, saludables y perdurables en el tiempo.

Confort acustico

El confort acústico de una vivienda es un aspecto esencial de la calidad de vida de sus usuarios, siendo el ruido una de las molestias más importantes, ya que como confirman numerosos organismos oficiales (Organización Mundial de a Salud, Union Europea, Consejo Superior de investigaciones Científicas, entre otros) tiene efectos muy perjudiciales sobre la salud.

El confort acústico está determinado por dos factores: el nivel sonoro en el ambiente, y la calidad acústica de sus elementos constructivos de la vivienda. Nuestros edificios se proyectan y fabrican de tal forma que los elementos constructivos que conforman cada recinto del edificio tienen una correcta complementación con los elementos constructivos adyacentes y aseguran las siguientes característica: Aislamiento acústico aéreo entre el interior y el exterior de la vivienda, aislamiento acústico aéreo entre estancias dentro de la vivienda, aislamiento acústico a ruidos de impacto, limitación de los niveles de ruido y de vibraciones que las instalaciones transmiten en las estancias de la vivienda.

 

Protección contra el fuego

Habia selecciona a conciencia los materiales constructivos para sus viviendas, pensando en ofrecer la máxima seguridad frente a posibles incendios que se puedan originar en nuestra vivienda. Por ello utilizamos materiales aislantes no combustibles que contribuyen a la no propagación del fuego y proporcionan un mayor tiempo de evacuación en caso de incendio.

 

Please reload

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now